7.4.11

Una visita moi nutritiva


Vimos de recibir neste blog a visita de Darabuc, que amplía coa súa reflexión a nosa visión sobre o seu último libro xa comentado neste espazo.
Nada máis interesante que falar cun autor sobre a súa obra, así que reproducimos as súas palabras polo importante punto de vista que nos aportan:
Me daba respeto enfrentarme con este cuento. Creo que es fácil patinar por esa senda, o al menos yo la recorrí con inseguridad. Hay varios momentos en los que al cambiar una sola palabra cambiaba toda una serie de connotaciones. Pero a la vez, tenía muchas ganas de encontrar un modo de contarlo. Además me interesaba el personaje de la madre hoy. Ya no vale desautorizar o desacreditar de un golpe las decisiones que nadie nos ha enseñado a comprender, lo que en la tradición representa el padre como figura de autoridad indiscutible. Desde el punto de vista de la hija hay una ruptura porque así se siente que debe ser, pero ¿desde el punto de vista de la madre, qué queda, qué se hace? Esas eran la clase de preguntas que a mí me hacía el cuento.
E continúa:
Sobre el tema de las madres, ahí, aunque escondida, está también la dedicatoria. En cierta manera, el cuento se abre con madres, las de la dedicatoria, y se cierra con madres, la de Sol.

Grazas, Darabuc, por visitarnos e conversar. E por enriquecer a nosa mirada literaria.

2 comentarios:

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Es curioso cómo a uno mismo estos diálogos y reflexiones le permiten enriquecerse y comprender mejor las inquietudes literarias y emotivas que había en la raíz del cuento. Podría parecer que el autor lo sabe todo sobre la obra, y quizá sea así para otros autores; no para mí, desde luego.

Felices pascuas

olga dijo...

Esa es una de las marabillas de la escritura y la lectura. Como con los hijos: una vez que han salido de tu cuerpo comienzan a ser ellos mismos y tienen vida propia. Otro los leerá y los interpretará a su manera. Y el conjunto de todo ello es el TODO. Pero, no importa mucho el TODO, importa lo que nos aporta en cada momento.
Estos diálogos... son alimenticios y nutritivos...PARA TODOS.
Felices Pascuas también para ti, Gonzalo.